Jugadores del Ascenso Amenazan a la Liga MX


El futbol mexicano se encuentra en un momento de mucha incertidumbre debido a la posible abolición del ascenso y descenso, lo cual sería un fuerte golpe a la competitividad de nuestro futbol tanto en lo deportivo como en lo económico. Debido a ello se han estado haciendo algunas protestas pacíficas, pero se analizan medidas más fuertes de ser necesario.

Enrique Bonilla citó para este lunes a los directivos de los clubes del Ascenso MX, con la finalidad de explicarles en qué consiste la propuesta de suspender el ascenso y descenso por cuatro años, ya que de momento no han tenido comunicación por parte de la FMF, sino que toda la información que tienen es gracias a la prensa.

Si bien los directivos no quisieron adelantarse a nada y no respondieron qué medidas tomarían de concretarse esto, los jugadores de la División de Plata de nuestro futbol no dudaron en asegurar que llegarían al punto de parar la Liga, pues sus trabajos y los de muchas personas están en riesgo.

Si es preciso no descartamos parar el torneo… Tenemos el apoyo de los jugadores de Primera División; la Asociación de Futbolistas está muy unida, llegaremos hasta lo último, esto atrae muchas problemas para los jugadores. Los clubes, al no tener patrocinios por lo del ascenso, intentarán bajarnos el sueldo; seguramente desaparecerán muchos equipos de muchas ciudades y eso ocasionaría que perdiéramos nuestras fuentes de trabajo. No exagero, además de que se perdería de un jalón la esencia de la competencia, muchos de nosotros tendríamos que irnos del país, buscar en otros lados, hay compañeros que ya hasta piensan en dedicarse a otra cosa, abandonar sus sueños, porque saben que con esto, el futbol de las divisiones inferiores se puede terminar”, dijo Alfonso Rippa, volante de los Potros de la UAEM.

Así, habrá que ver qué sale de esta reunión y qué puede cambiar con la explicación que pueda dar Enrique Bonilla a los directivos de los clubes. Sin embargo, es una medida que afecta gravemente sus intereses, por lo que es muy probable que estén en desacuerdo aún después de escuchar la explicación.