Camarógrafo Agredido por Corona Teme Represalias


El sábado al terminar el Clásico Nacional la polémica se encendió en torno a Jesús Corona, quien al salir de la cancha del Estadio Azteca golpeó la cámara de un camarógrafo de Televisa, claramente molesto por el resultado del partido, con el cual el Cruz Azul llegó a 10 partidos consecutivos sin poder ganarle al América. Sin embargo, esta polémica está lejos de terminar.

Si bien la tarde del lunes la Comisión Disciplinaria anunció que se abrió una investigación contra Corona, el comunicador, llamado Said, teme represalias por lo mediático que se ha hecho este caso, además de los señalamientos del Cruz Azul, quienes han justificado la conducta de su arquero señalando que el camarógrafo lo estaba provocando.

Estoy bastante preocupado por lo que ellos dicen, porque no sé hasta donde pueda perjudicarme la manera en que me están difamando. Yo nunca he tenido un problema con ellos y que digan eso y que me saquen la foto si me preocupa porque corro un riesgo. Estoy haciendo las tomas y veo a través de mi cámara que me viene mentando la madre. Sonrió por los nervios y después me da el manotazo, luego viene el entrenador y me empieza a decir de todo y después viene alguien, que no sé si es del cuerpo técnico para agredirme y lo único que les dije fue que estaba haciendo mi trabajo.

A pesar de contar con todo el respaldo de su empresa, el camarógrafo no teme solo represalias por parte de la Máquina, sino también de sus aficionados, pues considera que el futbol mexicano es muy pasional, por lo que está preocupado no solo por él, sino también por su familia.

Fui con mi jefe y él me dijo que estuviera tranquilo porque nunca hice nada malo, incluso el comisario lo vio todo y me dijo que no podía ser posible que me agredieran. No quiero hacer el problema más grande. Llevo años en mi empresa y nunca he tenido un problema, mucho menos de esta índole, además me preocupa que la afición puede tomar represalias. A final de cuentas tengo una vida y una familia”